Récord en exportaciones españolas de componentes de automoción

Récord en exportaciones españolas de componentes de automoción

Según el Informe sectorial de la economía española 2019, elaborado por la Unidad de Riesgos de CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación), las exportaciones españolas de equipos y componentes de automoción alcanzaron en 2018 una cifra récord, alcanzando los 21.415 millones de euros, lo que ha supuesto un crecimiento de casi un 7% respecto a 2017.

La trayectoria ascendente de las exportaciones de este sector ha estado marcada, en gran medida, por los mercados tradicionales de la Unión Europea, que siguen como principal destino de los equipos y componentes de automoción españoles. Las ventas a la UE crecieron un 5,1% respecto al año anterior, motivado principalmente por el crecimiento experimentado en 9 de los 10 principales destinos de nuestras ventas dentro de la UE.

Respecto a los mercados exteriores fuera de la UE, Marruecos se afianza como primer destino de las exportaciones sectoriales, con unas ventas de 913 millones €, que suponen una tasa de crecimiento del 1,54%. Por su parte, Estados Unidos y China mantienen su segunda y tercera posición, con unos incrementos del 7,5% y 8,5%, respectivamente, y unas cifras de 868 y 618 millones de euros.

En España, el sector automoción supone casi el 10% del PIB y el país ocupa la novena posición en el ranking mundial de producción de vehículos. El sector registra en España los 100.000 millones de euros de facturación y un nivel de exportación de vehículos made in Spain que se sitúa por encima del 80%, según el informe de CESCE.

En el país tienen sede 17 plantas de fabricantes de vehículos (incluidas las de fabricación de motores y cajas de cambios), 13 de las cuales se dedican exclusivamente a ensamblar vehículos a escala mundial. En estas fábricas se producen 44 modelos, de los que 20 son en exclusiva mundial y permiten emplear a un total de 300.000 puestos directos y más de dos millones de empleos indirectos.

Según Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), la producción de vehículos en España en el primer trimestre de 2019 se cerró con 756.823 unidades fabricadas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

El número de turistas internacionales en España crece en los primeros 8 meses del año

El número de turistas internacionales en España crece en los primeros 8 meses del año

Son 58 millones los turistas internacionales que visitaron España en los ocho primeros meses del año, un 1,5% más que en el mismo periodo de 2018, según los datos provisionales de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Hasta agosto, el gasto de los turistas internacionales en sus viajes a España alcanzó los 64.124 millones de euros, con un incremento del 3,2% respecto al mismo periodo de 2018, de acuerdo con la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) publicada también este martes por Estadística.

Pese al incremento registrado en los primeros ocho meses del año, los datos correspondientes al mes de agosto registraron una pequeña flexión en el número de visitas. En particular, los turistas internacionales que visitaron España fueron 10,1, un 0,5% menos que en el mismo mes del año pasado. Sin embargo el gasto aumentó un 2.7%, por un total de 11.765 millones de euros.

En cuanto a los países emisores de turistas, en los primeros ocho meses del año, Reino Unido, con 12,65 millones de turistas, se mantuvo como el primer mercado emisor, con un 1,8% menos de visitantes respecto al mismo periodo de 2018. Le siguió Francia, con 8,1 millones de turistas y un descenso del 2,1%, y Alemania, con 7,7 millones de visitantes, prácticamente los mismos que en igual periodo de 2018. Por su parte, Italia se confirma en el cuarto lugar, con casi 3,2 millones de turistas y un crecimiento de un 5,5% con respecto a los 8 primeros meses del año. En el resto de países destacan los descensos protagonizados por países nórdicos (-7,2%), frente a los aumentos de Rusia (+9%) y Estados Unidos (+13,6%).

Cataluña sigue siendo el primer destino de los turistas extranjeros llegados a España, con 13,6 millones de visitantes, un 0,7% más que en los ocho primeros meses de 2018. A continuación figuran Baleares, con 10,1 millones (-0,2%) y Canarias, con más de 8,6 millones de turistas (-3,7%).

Por tipo de alojamiento, los hoteles fueron elegidos por 37,7 millones de turistas hasta agosto, un 4,4% más, seguida de vivienda de alquiler (6,5 millones de turistas), un 5% menos. En agosto, el alojamiento hotelero creció un 3,6% frente a la caída del 11% de las viviendas de alquiler.

El alojamiento de no mercado (vivienda en propiedad, vivienda de familiares y amigos y otros) cayó un 3,8% en lo que va de año, y fue el preferido por 10,8 millones de turistas. Los alojados en vivienda de familiares o amigos descendieron un 4,4% y los alojados en viviendas en propiedad aumentaron un 3%.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

Objetivo: cerrar el círculo

Objetivo: cerrar el círculo

Los abogados Francesco Rotondi y Giulia Leardi, del estudio legal LabLaw de Milán, socio colaborador de la CCIS, ofrecen datos y elementos de reflexión sobre uno de los temas más actuales y relevantes: la necesidad de acelerar el paso de la economía lineal a la economía circular. Por un lado, nos encontramos con una economía de mercado, que ya no es sostenible, ya que se basa en la extracción de materias primas, la producción y el consumo de masas y la eliminación de residuos una vez que el producto agota su tiempo de vida; por otro lado, hay una verdadera revolución sostenible, capaz de redefinir procesos productivos y servicios y de volver a introducir los recursos en el ciclo, generando así oportunidades económicas y beneficios tanto para el medio ambiente como para la sociedad.

La economía circular representa una extraordinaria ocasión para llevar a cabo la auspiciada revolución en la optimización de recursos naturales y humanos

De hecho, esta diferente forma de economía no solo contribuye, como hemos dicho, al crecimiento económico y a la competitividad a escala internacional, sino también a un importante cambio a nivel ocupacional.

La International Labour Organization (ILO), en un informe reciente, ha calculado que de aquí al 2030  se producirá un crecimiento global de la ocupación del 0,1% (unos 6 millones de puestos de trabajo) y ello gracias al desarrollo de la economía circular. Se trata de cálculos netos resultantes de la suma de nuevos trabajos y la resta de aquellos que irán disminuyendo o desapareciendo.

Sirva como ejemplo la previsión de una caída de unos 28 millones de puestos de trabajo en el sector de la manufacturación relacionada con la producción de hierro y acero, o unos 20 millones de puestos de trabajo en el ámbito de la extracción de cobre. 

Al mismo tiempo, se espera un crecimiento de unos 31 millones de puestos de trabajo en empresas que vuelvan a procesar el viejo acero para hacerlo de nuevo utilizable y 14 millones de puestos de trabajo en el sector de la producción de electricidad con paneles solares y otras fuentes de energía alternativa.

Se producirá también un crecimiento en el sector del comercio al por mayor (14 millones); en la venta, mantenimiento y reparación de vehículos motorizados y piezas de los mismos así como motocicletas, piezas y accesorios (4,7milioni); reutilización de la madera usada en madera nueva (5 millones); e investigación y desarrollo (3,5 millones).

Actualmente, en Italia, hay más de medio millón de personas ocupadas en el sector del reciclaje, reparación y  reutilización.

Ante estas previsiones nos vemos obligados a formular algunas consideraciones fundamentales. Disponemos del tiempo para adecuarnos y pasar del actual paradigma productivo al previsto por la economía circular, pero no podemos ignorar que dicho cambio comportará pérdidas y riesgos que deberán ser debidamente gestionados.

No es el primer desafío “ocupacional” al que nos debemos enfrentar, aunque sin duda es el más importante teniendo en cuenta el gran impacto que acarreará.

La verdadera cuestión es si, una vez más, nos veremos superados por las circunstancias, o por el contrario, lograremos gestionarlas.

Sobre este aspecto hemos hablado con Francesco Zonin, Executive Vice Presidente de una de las bodegas más importantes del mundo, ZONIN1821, que ha comentado: “Hemos llegado a un punto en el que tenemos la obligación de replantearnos nuestro estilo de vida, así como el correspondiente impacto que éste produce sobre el medioambiente. No obstante seamos conscientes de la limitación de los recursos, vivimos aún en una economía fuertemente basada en el concepto de ilimitación de los mismos. Mi sector es el agrícola, y allí se aprende naturalmente que cuanto más se respetan los recursos y más se recicla, mucho mejor será el resultado del ejercicio económico a largo plazo, así como el coste medioambiental. En cierta medida espero que se produzca una vuelta al pasado, como cuando se repartía la leche a domicilio en botellas de vidrio. Si partimos de este simple ejemplo, está claro que se producirá una migración de muchos puestos de trabajo. Se perderán muchos puestos en la producción de plástico y tetrabrik, que podrán tener cabida en el mundo del delivery y del reciclaje de los recursos. Lo cierto es que una bolsa de plástico tiene una vida media de 12 minutos y  necesita más de  200 años para ser eliminada (reciclamos solo el 5%), con lo que el problema es más que evidente. Una de las industrias con mayor nivel de ocupación, la del automóvil, recibirá también un enorme impacto en el ámbito ocupacional, porque no podemos seguir pensando en cambiar de coche cada 2 ó 3 años, sobre todo cuando el uso cotidiano, en la mayor parte de los casos, es prácticamente nulo. Si pensamos en la revolución tecnológica de las últimas décadas y en las nuevas oportunidades de trabajo que ha originado, podemos auspiciar una aún mayor revolución en las décadas sucesivas y en sectores mucho más amplios e “históricos”. De ahí la necesidad de programar una “revolución del trabajo”, durante la cual veremos disminuir drásticamente los niveles ocupacionales en algunos ámbitos para crear otros tantos vinculados a actividades relacionadas con la parte final de la economía circular, la reutilización de los recursos. Será un cambio fundamental, así como lo fue en su momento la Revolución Industrial. Tenemos que ajustar la economía al planeta, aunque el reto más difícil será sin duda ajustar el mercado laboral a una nueva economía sostenible a largo plazo, necesariamente circular”.

Francesco Rotondi, Giulia Leardi – Lablaw Studio Legale

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

Jornada sobre competitividad de las pymes en La Coruña

Jornada sobre competitividad de las pymes en La Coruña

El pasado 12 de septiembre se celebró en sede de la Cámara de Comercio de La Coruña la jornada “Europa fomenta la competitividad de las pymes”.

Organizada por la misma Cámara de La Coruña y la Cámara de España, en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, la jornada forma parte de una serie de encuentros promovidos por la Cámara de España, en el marco del programa “Hablamos de Europa”, que se celebrarán en varias ciudades europeas, con el objetivo de difundir los efectos de las políticas europeas en el crecimiento económico, la mejora de la competitividad de las pymes y su internalización, así como el fomento de la formación de los jóvenes y su empleabilidad. Todo ello, gracias a los fondos que cofinancian los programas de las Cámaras de Comercio.

El encuentro celebrado en La Coruña contó con la presencia del presidente de la Cámara de la ciudad gallega, Antonio Couceiro,  del director de Competitividad de la Cámara de Comercio de España, Julián López-Arenas y del director general de Industria y de la Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Galo Gutiérrez Monzonís, además de los representantes de pymes y asociaciones empresariales locales.

Durante este encuentro se celebró una mesa redonda sobre transformación digital, moderada por la periodista Isabel Bravo. En ella, López-Arenas incidió en la oportunidad que supone la digitalización para las pymes y anunció el lanzamiento de dos nuevos programas de las Cámaras. El programa Industria 4.0, centrado en el desarrollo de un plan de asesoramiento a pymes industriales con la finalidad de dar a conocer, asesorar y propiciar la transformación digital y la industria 4.0; y el programa Ciber Seguridad, de ayudas para la capacitación de las pymes para prevenir los principales riesgos en ciberseguridad.

El director de Competitividad de la Cámara de Comercio de España destacó que “el objetivo fundamental de las Cámaras es apoyar a pymes y micro pymes a través de actividades formativas, ayudas o asesoramiento en nuevas tecnologías, internacionalización o uso eficiente de las TIC con el objetivo de que aumenten su eficiencia y su productividad de manera sostenible. Además, el apoyo a la internacionalización es clave y las empresas así lo entienden tal y como avalan los datos que reflejan que en 2009 había en España 100.000 empresas exportadoras, frente a las 200.000 que hay en la actualidad”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

La Franquicia española suma su quinto año consecutivo de crecimiento

La Franquicia española suma su quinto año consecutivo de crecimiento

Según se recoge en el informe “La Franquicia en España 2019”, elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), el sistema de franquicias español está integrado por un total de 1.376 enseñas –un 2% más que en 2017, año en el que se contabilizaron 1.348 redes–, de las cuales 1.130 son de origen nacional (un 82,1%) y las 246 restantes (un 17,9%) proceden de un total de 26 países, especialmente de Francia (57 marcas), Italia (44), Estados Unidos (43), Alemania (15) y Reino Unido (15). En total, hay 28 redes más que en diciembre de 2017, 14 nacionales y 14 extranjeras.

De estas 1.376 franquicias, el sector que cuenta con un mayor número de enseñas es el de “Moda”, con un total de 247 redes –9 más que el año anterior–, seguido por el de “Hostelería/Restauración”, con 196 cadenas –2 menos que en 2017–,  y “Belleza/Estética”, con 111 redes –6 más que en el pasado informe–.

Facturación

En lo relativo a la facturación total obtenida por el conjunto del sistema de franquicias en España al cierre de 2018, la cifra registrada fue de 27.707,2 millones de euros, por los 27.592 millones alcanzados en 2017, lo que significa un aumento del 0,4%.

Por sectores, y como ya es habitual en los últimos años, el que mayor facturación obtuvo fue el de “Alimentación”, con un total de 9.695,9 millones de euros. A continuación le siguen “Hostelería/Fast Food”, actividad que facturó 2.790,9 millones; “Hostelería/Restaurantes/Hoteles”, que facturó 2.485,2 millones de euros, y “Servicios/Transportes”, cuya facturación fue de 1.374,9 millones de euros en 2018.

Establecimientos

Por lo que respecta al número de establecimientos operativos, a cierre de 2018 había un total de 77.397 locales funcionando en España, de los cuales 20.644 eran de carácter propio y los 56.753 restantes, franquiciados. En total, había 2.999 establecimientos más que a finales de 2017 (cuando eran 74.398 los puntos de venta abiertos), lo que supone un aumento significativo del 4%.

Empleo generado

Se trata de la variable que más ha crecido en 2018, ya que a finales del pasado año el sistema daba trabajo a 293.872 personas, 14.921 más (un 5,3%) que en 2017. Por sectores, aquellos que mayor número de empleos generan son los de “Alimentación”, en el que trabajan 71.182 personas; “Hostelería/ Fast Food”, 34.872 trabajadores; “Hostelería/ Restaurantes/Hoteles”, que da empleo a 22.834 personas; “Belleza/Estética”, en el que trabajan 12.717 personas, y “Servicios/Transportes”, que da trabajo a 11.244 personas.

Para más información: “La Franquicia en España 2019”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

España lidera el Índice de Competitividad Turística por quinto año consecutivo

España lidera el Índice de Competitividad Turística por quinto año consecutivo

Según se refleja en el Informe sobre Competitividad en Viajes y Turismo 2019, elaborado por el Foro Económico Mundial (World Economic Forum – WEC), España se sitúa como ‘país más competitivo del mundo en términos turísticos’, revalidando así en 2019 la posición de liderazgo en el Índice de Competitividad Turística que ocupa desde 2015.

Según el World Economic Forum —organización internacional para la cooperación público-privada—, “España ha desarrollado una economía focalizada en el turismo, en la que más de la mitad de los ingresos del sector proceden de visitantes internacionales”.

Según esta organización, sus principales atractivos son:

— Sus excelentes recursos naturales y, sobre todo, culturales, que significan una importante ventaja competitiva respecto a otros países.

— Es un importante centro de celebración congresos internacionales y de acontecimientos deportivos

— Presenta una gran fortaleza en la combinación de oferta cultural con sitios de interés patrimonial. En este sentido, el incremento del número de lugares de patrimonio natural reconocidos por UNESCO ha contribuido a aumentar el atractivo de los espacios naturales.

— Las excepcionales infraestructuras, en referencia a la alta densidad hotelera y la calidad del transporte por ferrocarril, de las carreteras y de los puertos, muy importantes estos últimos para desarrollar la industria de los cruceros. En este punto, el informe señala que “los numerosos visitantes internacionales pueden confiar en las buenas infraestructuras aeroportuarias, con una amplia variedad de compañías aéreas que suministran una alta conectividad”.

— La “sólida ventaja relativa” que aportan a España aspectos como la preparación en TIC’s (Tecnologías de la Información y la Comunicación) o la seguridad.

Otros dos países de la UE, Francia y Alemania, forman el podio del ranking de Competitividad Turística liderado por España, mientras que completan el top 10 los siguientes: Japón, EEUU, Reino Unido, Australia, Italia, Canadá y Suiza.

Para más información: http://www3.weforum.org/docs/WEF_TTCR_2019.pdf

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

La exportación española de frutas y hortalizas frescas alcanza un máximo histórico

La exportación española de frutas y hortalizas frescas alcanza un máximo histórico

Según los datos de la Federación Española de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX), las ventas de frutas y hortalizas para su consumo en fresco en los mercados exteriores han aumentado casi un 4,2% en valor durante el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2018, hasta un total de 7.816 millones de euros, alcanzando un nuevo máximo histórico. Durante la primera parte del año, la exportación hortofrutícola en volumen creció un 10% en relación al mismo periodo de 2018, hasta sumar 7.453.898 toneladas.

Las hortalizas frescas facturaron en el exterior por valor de 3.531 millones de euros, un 10,06% más en relación al primer semestre del pasado año, destacando el buen comportamiento del pimiento con 693 millones de euros (+16,12%), que alcanzó a ser la primera hortaliza exportada por España en este periodo, seguido de las lechugas con 459 millones de euros (+5,5%); las coles, con 381 millones de euros (+20,64%) y otras hortalizas en general, también consideradas cultivos menores, con 143 millones de euros (+30,33%).

En cuanto a las exportaciones de frutas frescas ascendieron a 4.285 millones de euros ,dando lugar a un retroceso del 0,22% en valor. Sin embargo, destacó el buen comportamiento de los frutos rojos, que alcanzan también un máximo histórico, hasta sumar unos 1.233 millones de euros de facturación en el mercado exterior en este primer periodo semestral, con la fresa en primer lugar, alcanzando los 574 millones de euros (+3,58%), seguida de la frambuesa con 314 millones de euros (+10,32%) y el arándano con 307 millones de euros (+6,23%).

La Unión Europea representa el 93% de las ventas de frutas y hortalizas frescas españolas en el exterior, alcanzando 7.252 millones de euros en el primer semestre. Desde FEPEX se considera, ante esta concentración de nuestras ventas al exterior en otros países comunitarios, que la política de apertura de nuevos mercados constituye una de las primeras prioridades del sector hortofrutícola de nuestro país.

FEPEX, destaca también el crecimiento de las ventas españolas en los mercados asiáticos, que durante el primer semestre de 2019 ascendieron a 139 millones de euros con un crecimiento del 28% sobre ese mismo periodo del pasado año.

No obstante, FEPEX estima que esas ventas hacia Asia se mantienen aún en valores muy reducidos si se la compara con la dimensión y al potencial de estos países, pues representan apenas un 1,8% de las exportaciones totales del sector español de frutas y hortalizas frescas.

China, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong y Qatar representaron el 80% de las exportaciones de frutas y hortalizas españolas en este continente, siendo China con un crecimiento del 58% en este periodo, el mercado que tuvo un comportamiento más positivo.

Fuente: Moneda Única

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

La solidez de la internacionalización de la economía española mejora un 6,2%

La solidez de la internacionalización de la economía española mejora un 6,2%

La solidez de la internacionalización de la economía española ha mejorado un 6,2% a lo largo de 2018. Así lo indica el Índice de Solidez de la Internacionalización (ISI), elaborado por AMEC, la asociación de las empresas industriales internacionalizadas, que evalúa un total de 19 indicadores.

Este índice sitúa la solidez de la internacionalización en los 7,26 puntos sobre 10. El crecimiento de las empresas exportadoras regulares ha influido claramente en la buena progresión del Índice. Concretamente, un tercio del crecimiento del ISI es debido al incremento del indicador de la Base Exportadora (% empresas exportadoras regulares/% empresas totales). Las empresas españolas han tenido un mejor comportamiento respecto al conjunto de la Unión Europea.

El incremento del proteccionismo y de las barreras a la exportación, aspectos que han impactado de forma negativa en la evolución del Índice, han tenido sin embargo efectos también positivos: ha crecido la implantación en el exterior, con más empresas que se instalan en otros mercados y, con ello, ha aumentado la inversión española en el exterior.

El ISI, índice creado por amec en 2015 y que se actualiza cada año, tiene como objetivo recoger de forma sintética la fortaleza y la robustez de la internacionalización y observar la evolución de la misma. Anteriormente, la internacionalización se había medido de forma separada a partir de aspectos como el volumen de exportaciones, la diversificación de los destinos, el número de empresas exportadoras o el nivel tecnológico de las exportaciones.

Sin embargo faltaba una visión global, un índice sistémico. De esta forma, el ISI evalúa un total de 19 indicadores, como el número de empresas exportadoras regulares y de las implantadas en el exterior, la concentración empresarial y sectorial de las exportaciones, las pymes exportadoras, la variación de las exportaciones, el peso de éstas en el PIB, la cuota de las exportaciones mundiales, la inversión en el exterior y la inversión extranjera, la diversificación geográfica de las exportaciones y de la inversión, el nivel tecnológico de las exportaciones, la variación de precios de éstas, la participación en las cadenas de valor internacionales, los instrumentos financieros para la internacionalización, los establecimientos en el exterior, el presupuesto público para la internacionalización y las barreras a la exportación.

Fuente: Moneda Única – AMEC

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

Las exportaciones agroalimentarias españolas han crecido un 97,3% en los últimos 10 años

Las exportaciones agroalimentarias españolas han crecido un 97,3% en los últimos 10 años

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado el Informe Anual de Comercio Exterior 2018, un análisis detallado que permite conocer en profundidad la situación actual del comercio exterior del sector agroalimentario. Dicho informe pone en evidencia el incremento de las exportaciones del sector agroalimentario, que alcanzaron en 2018 los 50.349 millones de euros, con un aumento del 0,6 % respecto a 2017. Por su parte, las importaciones supusieron 38.364 millones de euros, con un incremento de 0,6 % respecto al año anterior, resultando un saldo de 11.984 millones, con un leve aumento del 0,3 % con respecto al periodo anterior.

Como cifra a destacar, las exportaciones correspondientes al sector agroalimentario suponen ya 17,7 % de las exportaciones del conjunto de la economía nacional, lo que mantiene a España como cuarto país exportador de la UE de este tipo de mercancías, abarcando una cuota de exportación de un 8,8%, levemente superior a la de 2017. Una cuota solo superada por Países Bajos, Alemania y Francia. La industria de alimentación y bebidas, que comprende la suma del alimentario, agrario y pesquero transformados, exportó el 59,4 % del total, alcanzando el valor de 29.931 millones de euros, un 0,2 % menos que en 2017.

El informe también establece una comparativa en el comercio exterior durante la década 2009 – 2018, de la que se deduce que las exportaciones agroalimentarias han crecido un 97,3 % en los últimos 10 años.

La UE-28 sigue siendo el principal destino de las exportaciones agroalimentarias y pesqueras españolas, con una cuota del 73 %. El valor exportado llegó a la cifra de 36.901 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 0,2%.

El primer socio comercial ha sido Francia —con el 22,3% de la cuota de exportación y el 26,9% de la de importación—, seguida de Alemania e Italia. El país transalpino es el destino del 13,9 % de la cuota de exportación agroalimentaria de España y contribuye con un 8,0% a la cuota de las importaciones.

Respecto a países terceros, las exportaciones aumentan un 1,4% en valor. Los primeros destinos han sido EEUU, China, Japón, Suiza y Marruecos. En materia de exportaciones a países terceros continúa la diversificación de destinos, sobre todo en el comercio con Asia, donde cuatro países (China, Japón, Corea del Sur y Hong Kong) ya representan el 22 % de las exportaciones españolas a países terceros.

Para descargar el informe completo clicar aquí

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

Las exportaciones españolas superan los 95.000 millones de euros en los primeros 4 meses del año

Las exportaciones españolas superan los 95.000 millones de euros en los primeros 4 meses del año

Las exportaciones españolas de mercancías alcanzaron los 95.778 millones de euros en el periodo enero-abril de 2019, aumentando un 0,9% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos de comercio declarado por Aduanas. Por otro lado, las importaciones se incrementaron un 1,9% hasta los 106.847 millones de euros.

La tasa de cobertura se situó en el 89,6% y el saldo comercial de los cuatro primeros meses del año ofrece un déficit de 11.069 millones de euros, un 10,9% superior al registrado en el mismo periodo de 2018. En términos de volumen, las exportaciones se redujeron un 1,0%, ya que los precios, aproximados por los Índices de Valor Unitario, aumentaron un 1,9%. Las importaciones descendieron un 0,6%, pues los precios subieron un 2,5%.

El saldo no energético arrojó un déficit de 3.088 millones de euros (déficit de 1.390 millones de euros en el acumulado hasta abril de 2018) y el déficit energético disminuyó un 7,1%, hasta los 7.981 millones de euros (déficit de 8.594 millones en 2018).

Entre los principales sectores crecieron las exportaciones de bienes de equipo (4,6% interanual), alimentación, bebidas y tabaco (4,5%) y productos químicos (4,4%) mientras que disminuyeron las del sector del automóvil un 6,9%.

Por su lado, las importaciones se incrementaron en los sectores de bienes de equipo (5,5% interanual), productos químicos (5,7%) y sector automóvil (0,1%), mientras que disminuyeron las de productos energéticos (- 4,2%).

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea ascendieron un 0,6% en los cuatro primeros meses del año. Las ventas a la zona euro cayeron un 0,1% y las destinadas al resto de la Unión Europea subieron un 3,3%.

El aumento fue mayor en las ventas a terceros destinos, que subieron un 1,6% en este periodo, con incrementos de las exportaciones a América del Norte (13,6%), África (6,5%) y Asia excluido Oriente Medio (5,2%). Por el contrario, retrocedieron las destinadas a Oceanía (-18,8%), Oriente Medio (-13,7%) y América Latina (-3,7%).

Fuente: Moneda Única

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

L'uso di cookies

Questo sito utilizza cookies per voi di avere la migliore esperienza utente. Se si continua a navigare si sta dando il suo consenso all'accettazione dei cookie e l'accettazione della nostra politica dei cookie di cui sopra, fare clic sul link per maggiori informazioni.

X