Webinar: «Cómo usar ChatGPT y la Inteligencia Artificial para crear contenidos»

Webinar: «Cómo usar ChatGPT y la Inteligencia Artificial para crear contenidos»

La CCIS organiza en colaboración con el socio CONTINEO el webinar «Cómo usar ChatGPT y la Inteligencia Artificial para crear contenidos».

El evento tendrá lugar el martes 14 de noviembre a las 10:00 h.

En este webinar Nicola Mariani, fundador de CONTINEO y Miguel Calzada, experto en SEO, explicarán cómo aprender a usar ChatGPT y las otras soluciones de Inteligencia Artificial (Google Bard) para ayudar en el marketing de contenidos aplicado a las tareas de comunicación de la empresa. De esta manera se podrá aprender a automatizar y optimizar tareas y sacar el máximo partido a estas nuevas herramientas digitales.

El acto es gratuito y para participar es necesario inscribirse previamente.
Para inscribirse: webinar

El poder del podcast: cómo amplificar la voz de tu marca y potenciar tu estrategia de marketing

El poder del podcast: cómo amplificar la voz de tu marca y potenciar tu estrategia de marketing

La agencia de marketing de contenidos Contineo, socia colaboradora de la CCIS, presenta el podcast como una eficaz herramienta de marketing para las empresas.

En la era digital, donde la atención de los consumidores es cada vez más difícil de captar, el Marketing de Contenidos se ha convertido en una herramienta fundamental para el éxito de cualquier tipo de negocio. Dentro de los numerosos formatos de contenidos disponibles hoy en día, el podcast es sin duda uno de los más eficaces, ya que permite llegar a nuevas audiencias y generar un impacto significativo en un mercado cada vez más saturado de estímulos publicitarios. En este artículo te explicamos cómo se hace un podcast y cómo puedes aprovechar este formato para impulsar tu marca y potenciar tu estrategia de marketing.

¿Qué es un podcast?

Antes de abordar las ventajas del podcasting y sus aspectos más técnicos, hay que definir qué es un podcast.

Un podcast consiste en una serie de episodios de contenido audio que los usuarios pueden descargar o escuchar en línea a través de sus dispositivos digitales. A diferencia de la radio tradicional, los podcasts permiten a los oyentes acceder a contenido bajo demanda, en el momento y en el lugar que prefieran.

Nacido como un experimento de hibridación digital entre el blogging y la tradicional difusión de contenidos audio vía radio, el podcast es un producto típico de la era de Internet y no tiene limitaciones tanto en su duración como en el tipo de contenidos editoriales que se pueden difundir a través de él.

La palabra podcast (pódcast, con tilde, en la adaptación al español) fue acuñado por el periodista Ben Hammersley en su artículo “Audible revolution”, que se publicó en 2004 en el diario británico The Guardian y que reflexionaba sobre la difusión del audio digital a comienzos del siglo XXI. “Podcast” deriva de la fusión de dos palabras: “iPod” y “broadcast”.

La popularidad en aumento de los podcasts

En los últimos años el podcast ha ganado una popularidad enorme en todo el mundo. De hecho se trata del formato de comunicación que mayor expansión está teniendo, tanto que se ha llegado a definir nuestra época como la “Era de la audificación”

El auge del podcasting a nivel global se debe a varias razones. La más destacada es sin duda el hecho de que los podcasts ofrecen una experiencia de consumo directa, de bajo coste (a menudo gratuita) y muy flexible, ya que los oyentes pueden escucharlos mientras realizan otras actividades, como conducir, hacer ejercicio, cocinar o trabajar.

En España, en 2020 tres de cada cuatro internautas conocían los podcasts (74,6%) y casi la mitad de ellos (47,1%) los escuchaban. Según Spotify, durante la pandemia el 45% de la población española entre 18 y 35 años se aficionó a un podcast. En 2022 el consumo de podcast se ha duplicado con respecto al año anterior, alcanzando un promedio de 9,5 horas de escucha por semana (frente a las 18,9 horas al mes registradas en 2021). En 2022 un 42,5% de los usuarios de Internet escuchaba podcasts a diario.

El podcast como herramienta de marketing para impulsar tu marca

Visto desde la perspectiva de las marcas, en lugar de la de los oyentes, el podcast es sin duda uno de los formatos más eficaces hoy en día para conseguir objetivos de marketing importantes. Menos masificado que el vídeo y menos explotado que el blog, el podcast consigue llamar la atención y hacerse un hueco emocional en el ruido de Internet, venciendo el escepticismo de una audiencia cada vez menos sensible a la publicidad. 

A través del podcast las marcas disponen de un medio de comunicación propio, con un potencial enorme tanto a nivel de impacto en la audiencia como a nivel de viralidad. En este sentido, resulta especialmente idóneo para empresas sectoriales B2B o de reciente creación. 

A nivel de rendimiento, el podcast ofrece sus mejores resultados cuando se usa para trabajar las fases de awareness, branding y engagement de marca y difundir contenidos especializados (es decir: dirigidos a unas audiencias muy concretas). Más en concreto, los beneficios que tu marca puede obtener a través del podcasting son los siguientes:

  • Autoridad y credibilidad en tu sector. 
  • Conexión emocional con tu público objetivo (top of mind en tu buyer-persona).
  • Mayor alcance y visibilidad de tu marca (brand awareness).
  • Mayor eficiencia en tu estrategia de contenidos (experiencia multimedia rentable).
  • Un instrumento para estrategias de Relaciones Públicas (“tengo un podcast, ¿quieres salir en él?”). 
  • Una comunidad de seguidores fieles y embajadores de la marca.
  • Aumento de las conversiones.

Generación de autoridad y credibilidad en tu sector

Uno de los principales beneficios del podcasting es su capacidad para ayudar a tu marca a establecerse como una autoridad en el mercado. Al crear contenido de calidad y relevante, consigues compartir tus conocimientos, tus valores de marca, tu historia y tus propuestas con tu audiencia ideal. Esto te permite ganar credibilidad y confianza en tu sector, convirtiéndote en un “player” habitual dentro de tu mercado. De esta manera te diferencias de tu competencia y te posicionas como referencia para tu público objetivo.

Fomento de la conexión emocional con tu público objetivo

A través del podcast tu marca puede establecer una conexión más cercana y emocional con tu audiencia. Al escuchar directamente la voz y los contenidos de tu marca, los oyentes llegan a “humanizar” a tu marca y experimentan una sensación de empatía con ella, lo que fortalece la relación entre tu marca y tu público objetivo. Esta conexión emocional es esencial para construir una base de seguidores fieles y comprometidos que se convierten en prescriptores entusiastas de la marca. La conexión emocional con tu audiencia, de hecho, fomenta el recuerdo de tu marca y fortalece tu posicionamiento en el top of mind de tu “buyer-persona”.

Mayor alcance y visibilidad de tu marca

El podcasting te brinda la oportunidad de llegar a audiencias más amplias y diversificadas, superando barreras geográficas y temporales. A medida que tu podcast va ganando popularidad, va aumentando el alcance y la visibilidad de tu marca. Los oyentes pueden compartir de forma instantánea los episodios del podcast con otras personas, lo que amplifica exponencialmente el alcance de tu marca. Esta capacidad de llegar fácilmente a nuevos públicos es muy valiosa para fomentar la notoriedad de tu marca y el crecimiento de tu negocio.

Mayor eficiencia en tu estrategia de contenidos

El podcast es un formato muy eficiente que te permite maximizar tu inversión en contenidos. De hecho, a través de un podcast se puede generar una experiencia multimedia rentable. Es decir: de un solo capítulo de podcast puedes sacar otras piezas de contenido en diferentes formatos, como por ejemplo: un vídeo para tu canal YouTube u otras plataformas, una promo con transcripción y audiograma, un enlace directo para compartir en redes sociales, una entrada para tu blog (con un gran potencial para el posicionamiento SEO), una guía de texto más extensa, una infografía, etc. En el podcast, los oyentes escuchan literalmente la voz de tu marca, pero a partir de él puedes conseguir que otros cliente potenciales puedan llegar a ti a través de otras piezas de contenidos.

Instrumento propio para estrategias de Relaciones Públicas

El podcast te ofrece una plataforma propia valiosa para potenciar tus estrategias de Relaciones Públicas, co-marketing, inserciones publicitarias (más o menos explícitas) u ofensivas promocionales. Por ejemplo, en cada episodio de tu podcast puedes tener a un experto del sector como invitado especial, lo que aumenta la credibilidad de tu marca y te permite establecer alianzas estratégicas. En este sentido, el formato “entrevista a expertos y profesionales del sector” ofrece una visibilidad gratuita a potenciales partners de tu negocio y garantiza el engagement de nuevos potenciales clientes y prescriptores de marca. Además, puedes aprovechar tu podcast para incluir inserciones publicitarias sutiles o promocionar productos y servicios de manera más o menos directa.

Comunidad de seguidores fieles y embajadores de la marca

A través de tu podcast, también puedes construir una comunidad de seguidores comprometidos y fieles, que pueden ser al mismo tiempo leads de calidad para tu negocio y embajadores/prescriptores de tu marca. Estos oyentes fieles no solo te seguirán y apoyarán, sino que también recomendarán tu podcast y compartirán tu contenido con otros, ampliando así tanto el alcance del podcast como la notoriedad de tu marca.

Aumento de las conversiones

El podcasting tiene un gran potencial para aumentar las conversiones en tu negocio. Al establecer una conexión emocional con tu audiencia, generar confianza y credibilidad en tu sector, y construir una comunidad de seguidores fieles y comprometidos, estarás sentando las bases para convertir a tus oyentes en clientes. Además, puedes utilizar tu podcast para promocionar tus productos o servicios de manera estratégica, lo que impulsará aún más las conversiones.

5 pasos para crear un podcast exitoso

El podcast es un formato muy versátil que permite explorar muchos estilos, variaciones y combinaciones diferentes. De hecho, no existe un formato ideal, una duración ideal o una manera ideal de hacer podcasting. 

Existen podcasts que duran una hora (o más) y mini podcast (o audio píldoras) de 5 minutos (o incluso menos); podcasts que son monólogos de un único autor y podcasts que son entrevistas a un invitado (o a un panel de invitados); podcasts de noticias y podcasts que cuentan historias; podcasts con guiones cerrados y podcasts donde reina la improvisación; podcasts rigurosos y podcasts informales etc. La elección del tipo de podcast más adecuado para ti depende básicamente del objetivo que tengas, la audiencia que desees alcanzar y el tipo de contenido que quieras difundir. 

A continuación te dejamos los 5 pasos imprescindibles para poner en marcha una estrategia de podcasting exitosa:

  1. Define tu objetivo y tu audiencia.
  2. Planifica y estructura los episodios.
  3. Equípate adecuadamente.
  4. Crea contenido de valor.
  5. Promociona y distribuye tu podcast.

Define tu objetivo y tu audiencia

Antes de ponerte a crear un podcast, es fundamental que definas claramente cuál es el objetivo que quieres alcanzar para tu marca a través de esta herramienta de marketing y a quién quieres dirigirte. Para ello debes identificar a tu audiencia y comprender cuáles son sus  características socio demográficas, sus intereses, gustos, valores, necesidades y preferencias. El hacer esto te ayudará a crear contenido relevante, atractivo y coherente, que conectará directamente con tu público objetivo. En esta fase puedes mirar también lo que hacen otras marcas tanto en tu sector como en otros sectores. Esto te ayudará a encontrar casos concretos en los que podrás inspirarte pero también ejemplos de malas prácticas que deberás evitar para no perjudicar tu propia estrategia de podcasting.

Planifica y estructura los episodios

Una planificación cuidadosa, tanto de los contenidos que vas a crear expresamente para tu podcast como del calendario de su publicación y difusión, es clave para el éxito de tu estrategia de podcasting. Define de antemano el formato de tus episodios, decide la duración, establece una estructura clara (por ejemplo si habrá un guión o no, quién se encargaría de escribirlo y validarlo, si habrá entrevistas o no etc.) y crea un calendario de publicación coherente y realista. Además, investiga y elige temas que sean relevantes y de claro interés para tu audiencia. Para cada episodio del podcast, prepara un esquema que te permita mantener el flujo (tanto si se trata de un monólogo como de una conversación o entrevista) y abordar todos los puntos clave que habías definido anteriormente.

Equípate adecuadamente

La calidad del audio es esencial en el podcasting. Invierte en un buen micrófono y en equipos de grabación de calidad para garantizar un sonido claro y profesional. Además, asegúrate de contar con un espacio adecuado y aislado acústicamente, para evitar ruidos externos o ecos no deseados, y herramientas de edición fiables. También es recomendable considerar la posibilidad de recurrir a un locutor profesional u otro tipo de experto (como una agencia de contenidos, un redactor profesional o un técnico de sonido etc.) si los objetivos y el alcance de la estrategia requieren un estándar de calidad muy alto. En general, es buena práctica no infravalorar la importancia de la calidad del podcast, ya que una mala calidad puede ser contraproducente para tu marca y generar desconfianza entre la audiencia. Al fin y al cabo, tu podcast es la voz de tu marca en el entorno digital y deberías cuidarla. En este sentido, es fundamental que siempre haya un vínculo de confianza entre tu marca y tu audiencia.

Crea contenido de valor

Además de su calidad audio, el éxito de tu podcast dependerá en gran medida de la calidad intrínseca del contenido que ofrezcas a tu audiencia. Es decir: lo que cuentas y cómo lo haces. Por ello debes asegurarte de que tus episodios sean informativos, entretenidos, coherentes y relevantes para tu audiencia. Contar con expertos del sector como invitados especiales y ofrecer información exclusiva, ideas originales o puntos de vistas únicos es una práctica que siempre da buenos resultados. Mantén un tono conversacional y cercano para establecer una conexión empática y genuina con tus oyentes.

Promociona y distribuye tu podcast

No basta con crear un podcast excelente, también es fundamental promocionarlo de forma adecuada. Para ello utiliza todos tus activos digitales, como tus perfiles en las redes sociales, tu sitio web, blog u otras plataformas digitales en las que tengas presencia, para dar a conocer los episodios de tu podcast. También considera la posibilidad de desarrollar formas de sinergia con otras marcas o con líderes de opinión en tu sector (o en sectores afines o contiguos al tuyo). Es decir: busca oportunidades de co-marketing o colaboraciones con otros podcasters, influencers o expertos de tu sector para amplificar tu alcance. Además, asegúrate de distribuir tu podcast en todas las plataformas de podcasting más populares, como Apple Podcasts, Spotify o Google Podcasts entre otras, para llegar a una audiencia lo más amplia posible.

Conclusión

A lo largo de los últimos años el podcast se ha convertido en un formato muy poderoso en el sector del Marketing de Contenidos. Su creciente popularidad a nivel planetario y los grandes beneficios que ofrece hacen que hoy sea una herramienta muy valiosa para el éxito de cualquier tipo de negocio. En este artículo te hemos explicado qué es un podcast, qué ventajas puede obtener a través de él y cómo poner en marcha una estrategia de podcasting eficaz. 

Siguiendo los 5 pasos para crear un podcast exitoso que te hemos explicado, conseguirás establecer tu autoridad en el entorno digital, generar una conexión auténtica y cercana con tu audiencia, reforzar su confianza hacia tu marca, ampliar tu alcance, tu visibilidad y tus conversiones. Aprovecha el poder de este formato y comienza a planificar tu podcast para amplificar la voz de tu marca y hacer crecer tu negocio.

Webinar: «Cómo hacer crecer tu negocio a través del Marketing de Contenidos»

En este webinar, se presentará una visión panorámica de los conceptos clave del Marketing de Contenidos y de cómo esta potente herramienta puede impulsar y potenciar cualquier tipo de negocio. Aprenderás cómo crear una estrategia de contenidos eficaz para aumentar la notoriedad de tu marca en el entorno digital, conectar con tu audiencia, atraer y fidelizar a tus clientes y aumentar tus ventas de forma orgánica.
En resumen, todo lo que necesitas saber para comenzar a utilizar el Marketing de Contenidos y hacer prosperar tu negocio.

Programa:
• Marketing digital
• ¿Qué es el Marketing de Contenidos?
• ¿Cómo funciona el Marketing de Contenidos?
• Cómo crear una estrategia de contenidos eficaz
• Cómo difundir los contenidos
• Los resultados, medir y mejorar
• Checklist, beneficios para tu negocio, conceptos y preguntas clave

Ponentes:
– Nicola Mariani, fundador de CONTINEO
– Miguel Calzada, experto en SEO, colaborador de CONTINEO

Fecha : 8 de mayo de 2023
Hora : 10:00 – 11:00 h

La participación es gratuita, pero, dado que el aforo es limitado, es imprescindible inscribirse previamente a través de este enlace: https://us02web.zoom.us/webinar/register/WN_9Knj4GUeSSuY2-rMhj8o1w#/registration

Falsos amigos en italiano y español: el diablo está en los detalles

Falsos amigos en italiano y español: el diablo está en los detalles

El hecho de que el idioma italiano y el español se parezcan tanto nos suele proporcionar una gran seguridad tanto a los italianos como a los españoles. En cada frase reconocemos de inmediato palabras y expresiones que nos hacen sentir cómodos incluso cuando dudamos de lo que hemos entendido.

Casa, libro, padre, madre, restaurante (ristorante), baño (bagno), amigo (amico), cocina (cucina), gato (gatto)… son sólo algunos de los muchísimos vocablos que en los dos idiomas o son idénticos o mucho se parecen. De tal manera que los italianos creen que basta con añadir una s al final de las palabras para convertirse en pequeños Cervantes. Los españoles, en cambio, piensan que la lengua de Dante consiste, básicamente, en hacerlo terminar todo en -ini y -oni. Pero ¿qué pasa cuándo aparecen los falsos amigos? Aquí la cosa ya se complica.

¿Qué son los falsos amigos? Aquellas palabras o expresiones que en dos idiomas diferentes tienen forma idéntica o muy parecida, pero con un significado distinto. Como por ejemplo “primo”, que en español significa “el hijo del tío” y en italiano “primero”; “cara”, que en español es el rostro y en italiano significa “querida”; “carta”, que en español es la que escribíamos antaño para informar a alguien de lo que ocurría mientras que en italiano significa “papel”, o “largo”, que en italiano quiere decir “ancho”… y un largo etcétera.

Hablar correctamente italiano y español: la maldición de los porcentajes pequeños

Italianos y españoles: dos pueblos primos hermanos que hablan dos lenguas romances muy parecidas con una raíz común en el latín y más de un 80% de similitud léxica. Dos idiomas que comparten un alto porcentaje de sus vocabularios y tienen una estructura gramatical, una fonética y unas conjugaciones muy similares. Todo esto hace que haya una gran inteligibilidad entre ellas. Y sin embargo ¡cuántas veces hemos metido la pata! ¿Verdad?

No sabemos quién fue el primero en decir que el diablo se esconde en los detalles, pero sí que es cierto que razón no le faltaba. Seguro que a ti también te habrá pasado alguna que otra vez. Cuando dijiste “esto está chupado”, y al ponerte manos a la obra te diste cuenta de lo muy equivocado que estabas. Al planear esa tarea, aquello te parecía lo más sencillo del mundo pero, llegada la hora de la verdad, descubriste que habías infravalorado algunos detalles fundamentales.

Aquella vez que empezaste a hablar con seguridad en itañolo y viste como tu interlocutor te miraba ojiplático. O aquella otra vez que colgaste en tu web contenidos traducidos por ti mismo a través de Google Translate y, al ser revisados por un profesional del marketing digital, te diste cuenta que todavía muchos flecos quedaban por resolver y mucho más tiempo de la cuenta tenías que dedicar a ello.

Todos nos hemos equivocado al menos una vez al creer que ese pequeño porcentaje de diferencias entre el italiano y el español no tenía importancia. Y, en cambio, justo ahí, en ese maldito, infravalorado equis por ciento, se escondía la raíz de tus problemas. El caso es que precisamente de esos pequeños porcentajes, que solemos llamar con desprecio “detalles”, depende muchas veces el éxito o el fracaso de nuestros proyectos. ¡Cuánta frustración, tiempo y dinero podríamos habernos ahorrado si hubiéramos valorado correctamente la envergadura de los detalles!

Falsos amigos entre italiano y español: algunos ejemplos

Pero volvamos a los falsos amigos. En cuanto empezamos a tomar conciencia de ellos, y a detectarlos en nuestro día a día, el terror se apodera de nosotros. Y nuestra confianza se hace quebradiza. ¿A que sí?

Como ya hemos dicho, entre el italiano y el español hay muchos falsos amigos. De entre ellos existen unos cuantos que, además de hacerte reír por graciosos, te pueden pasar factura cuando menos te lo esperas. Veamos algunos casos que tienen que ver por ejemplo con el sector de la alimentación:

Burro: en italiano significa “mantequilla” (el animal de cuatro patas y orejas largas se dice “asino” o “somaro”). Este es quizás el falso amigo más conocido.

Caldo: en italiano significa “caliente” (caldo se dice “brodo”).

Gamba: en italiano significa “pierna” (la gamba se dice “gambero”).

Nata: en italiano significa “nacida” (la nata se dice “panna”).

Quesito: en italiano significa “cuestión” o “pregunta” (mientras que un pequeño queso se dice “formaggino” o “formaggetto”).

Seta: en italiano significa “seda” (la seta se dice “fungo”).

Hay otras palabras del sector alimentario que, aunque no sean precisamente idénticas, sí que se parecen mucho pero tienen significados distintos. Es el caso, por ejemplo, de la palabra española pisto y la italiana pesto (el pisto manchego vs. la salsa de albahaca a la genovesa) u otras como truffa (con dos efes, que en italiano significa “estafa”, mientras que trufa se dice “tartufo”); aceto (palabra italiana que significa “vinagre”, el aceite se dice “olio”); arrosto (aunque se parezca mucho a la palabra española “arroz” en italiano significa “asado”, arroz se dice “riso”).

También la palabra porro tiene lo suyo. En español significa un cigarrillo confeccionado a mano que contiene droga pero en italiano quiere decir, mucho más inocentemente, “puerro”.

El mundo animal es otro sector que ofrece bastantes casos divertidos de cacao semántico. Ya hemos mencionado la confusión que se puede dar entre el burro español y el burro italiano que se pone en la nevera y se puede untar sobre pan. A este propósito cabe mencionar que el verbo rebuznar en italiano se dice “ragliare”, que no tiene nada que ver con “rallar” (que en italiano se dice “grattugiare” o “grattare”).

Lobo: en italiano significa “lóbulo” (el lobo se dice “lupo”).

Lupa: en italiano es la hembra del lobo (la lupa española se dice “lente d’ingrandimento”).

Oso: en italiano es el indicativo de la primera persona singular del verbo “osare” (io oso, es decir “io me atrevo”). Por su parte la palabra italiana osso (con dos eses) signifca “hueso”.

Rata: en italiano es una cuota o tramo de pago (en italiano la rata se dice “topo”).

Topo: con esta misma palabra se llaman en los dos idiomas dos animales diferentes (en italiano como hemos visto es “ratón”, mientras que el topo español en italiano se dice “talpa”).

Otras dos palabras que suelen generar confusión son caballa y cavalla (en italiano se escribe con uve). Se trata de dos términos muy parecidos, pero que se refieren a dos animales muy distintos. En italiano lo que es la caballa (es decir el pez marino) se llama “sgombro” (¡nada que ver!) mientras que la palabra “cavalla” se refiere a la hembra del caballo (en italiano “cavallo”) es decir a la yegua.

Tampoco montón y montone son lo mismo, ya que “montone” en italiano significa tanto el carnero como su piel curtida que se utiliza como abrigo. El montón español en italiano se dice “mucchio”. Se podrían mencionar muchos más ejemplos, pero el tiempo es el que es y no nos queda mucho tiempo para terminar el artículo…

Italia y España: dos culturas y dos mercados parecidos, pero no iguales

Nadie sabe más sobre el peligro que se esconde detrás de los falsos amigos que quien trabaja en una empresa con alcance internacional y opera a diario en mercados extranjeros,teniendo que lidiar con leyes, culturas e idiomas diferentes. Al cruzar por motivos de negocio las fronteras de tu país, cualquier descuido de las características específicas de un contexto local (es decir, cualquier choque legal, cultural o lingüístico) te puede meter en un verdadero lío. Y aún más si hablamos de dos países que tienen muchas cosas en común, pero que nunca serán iguales, como Italia y España.

Si trabajas en una empresa italiana que opera en España o en una empresa española que opera en Italia, ya sabrás de qué estamos hablando. Ya te habrás dado cuenta de sobra de que el reto más difícil es intentar no meter la pata justo allí donde los dos mercados, las dos culturas y los dos idiomas, más que parecerse, se diferencian.

Por tanto, para llevar correctamente tu negocio italiano en España o tu negocio español en Italia, es vital tener en la debida consideración el porcentaje de diferencias que existen entre la cultura española y la cultura italiana. Solo adaptando correctamente tu oferta, tus mensajes y tus actividades de marketing al mercado local podrás conseguir que éstas se perciban como coherentes y “naturales” a nivel local. Para evitar cometer errores garrafales mejor empezar por dominar a los falsos amigos y, si hace falta, dejarse asesorar por unos agentes expertos del sector.

Por cierto – ya que estamos – seguro que ya sabrás que “negocio” es otro falso amigo. Según la RAE, en español esta palabra significa una ocupación, quehacer o trabajo principalmente con fines lucrativos (lo que en inglés sería “business”). En italiano, en cambio, la palabra “negozio” significa tienda. Por su parte la palabra “tenda” quiere decir cortina, carpa o tienda de campaña. Evidentemente, tanto negocio/negozio como tienda/tenda son falsos amigos que tienen una raíz común pero no son sinónimos en absoluto. Así que, ya sabes, ¡cuidado con los falsos amigos!

Este contenido ha sido compartido por la agencia de marketing Contineo, socio colaborador de nuestra Cámara.

5 razones por las que tener un blog sigue siendo moderno (y necesario)

5 razones por las que tener un blog sigue siendo moderno (y necesario)

En el mundo del Marketing es habitual ser víctima de la moda (recordemos el origen de la palabra: el valor estadísticamente más frecuente). Si hablamos de Marketing Digital, esta debilidad se intensifica. La moda amenaza con convertirse en el todo, en la cultura misma. De tal manera que o te montas en ese tren o te quedas atrás. Fuera de la cultura, expulsado del sector, solo.

Ya lo has vivido varias veces. Cuando dijeron que las redes sociales iban a ser lo único y que debías abrirte una cuenta (aunque no quedase claro para hacer qué exactamente). O cuando te contaron que tenías que reciclarte porque el futuro se llamaba Big Data. O cuando te hablan del metaverso como si se hubiese inventado ayer.

O cuando oyes por ahí que los blogs son cosa del pasado.

En realidad, lo que ha ocurrido es prácticamente lo contrario. Los blogs han crecido tanto que se han merendado al resto de formatos textuales. En los últimos 20 años la gran mayoría de las webs han ido añadiendo componentes informativos, informales y actuales, por lo que cada vez es más complicado distinguir una web de un blog.

Son los blogs los que amenazan con convertirse en el todo. Fueron la moda hace 20 años. Hoy todo eso les queda muy lejos porque ya forman parte de la cultura. Y contra eso, no hay moda que valga.

A continuación vienen 5 razones por las que poseer un blog, controlarlo, hacerlo crecer… sigue teniendo todo el sentido del Marketing.

Podríamos haberlo explicado de otra manera, sin recurrir a un listado con el top 5… pero seguramente nos hemos visto afectados por 20 años de cultura blogger.    

1. Porque es un formato abierto que te liberará

El blog es tan abierto que ni tan siquiera tiene una definición estricta. Está en Internet, pretende informar/entretener y las publicaciones se suceden con una cierta frecuencia.

Existen pocos o ningún límite a lo que se puede hacer con un blog. Los hay que publican varias veces por día y los que se limitan a pocas veces al año. Los hay textuales y sin adorno alguno (ni siquiera negritas) y los hay con vídeos, infografías interactivas y audios embebidos. Los hay individuales y colaborativos. Los hay corporativos. Los hay anónimos. Con objetivos declarados o con objetivos inconfesables (quizás incluso inconscientes).

Todo puede hacerse con un blog, y aquí está uno de los secretos de su éxito. No te condenan a ningún tipo de arquitectura cerrada, ni siquiera te obligan a tenerlo en un dominio exclusivo (hay blogs con dirección web propia y otros que simplemente forman parte de una web más amplia, a modo de subcarpeta).

No tienen por qué limitarse a una sola temática (pero pueden hacerlo) y siempre pueden cambiar de forma, objetivos y rumbo con mayor agilidad y eficacia que otro tipo de plataformas. 

2. Porque la gente ya no lee… pero todavía pregunta

O eso dicen los gurús. Constantemente. “La gente ya no lee”. “Esto es demasiado largo”. “Hace falta algo más visual”.

Por desgracia, detrás de muchas de estas afirmaciones hay poco dato y mucha opinión personal. Pocos test de usuario y mucha moda. Pero más allá del debate sobre si la gente lee o no lee, hay algo que no es nuevo y que ojalá estuviese siempre de moda: cuando la gente no sabe algo, pregunta.

Gente que pregunta. Le preguntan a Google, le preguntan a Alexa. Hablan con su reloj, con su coche. Y entonces los gurús nos hablan de inteligencia artificial. Una maravilla. ¿Pero de dónde viene el conocimiento? ¿Dónde podrán encontrar los robots las respuestas para tantas preguntas específicas?

En los blogs. En los cientos de miles de blogs alimentados por información frecuente, exhaustivamente comentada y perpetuamente almacenada. Ese post escrito en 2007 sobre una cuestión muy concreta… puede revivir en 2023 cuando alguien busca precisamente eso en Google y encuentra ese blog.

Un dato que barre opiniones: entre el 70% y el 80% de los usuarios que buscan algo en Google ignoran los anuncios (el SEM) y eligen para clicar resultados que sean posts de un blog.

3. Porque puede ser tu “corpus” de conocimiento

Afortunadamente no hay ningún talibán del mundillo proponiendo que los blogs deben ser lo único. De hecho, los blogs dan lo mejor de sí cuando se practica la estrategia contraria.

Si estás pensando en montar tu propio ecosistema digital, el blog puede ser el “corpus” de conocimiento que nutra todo lo demás. La línea editorial para las redes sociales (¿cómo demonios saber qué publicar en cada momento?), los eslóganes para las campañas y banners, el material con el que confeccionar tus webinars y newsletters, o el contenido que te dará confianza cuando decides que quieres hacer un podcast. En definitiva: tu historia, lo que quieres contar.

El blog como nave nodriza, como “hogar familiar” del resto de tus activos digitales. Todos se van a emancipar y desplegarán sus propios relatos, conseguirán sus propios objetivos. Pero siempre tendrán un lugar al que volver para alimentarse. De esta manera, el blog hará que todo lo demás, toda tu compañía, se beneficie constantemente y sin esfuerzo.

4. Porque los blogs inventaron el lenguaje-cliente

Otra de las modas del Marketing Digital fue aquella con la que todas las empresas se plagaron de consultores que decían entender el “lenguaje-cliente”. Se suponía que había que traducirlo todo a este nuevo idioma. ¿De qué estábamos hablando?

El lenguaje-cliente es olvidar el organigrama interno de la empresa, las rivalidades entre sus diversas áreas, la jerga corporativa y, sobre todo, los objetivos de negocio. Si quieres que tu comunicación sea eficaz, más te vale saber quién la está recibiendo. Y hacer todo lo posible para que te entienda.

Tras esta reflexión, incluso a la marca más estirada y conservadora le compensa dejar de hablar de usted y abandonar los tecnicismos. Intentar hablar como si fuese un mensaje personalizado. Como si te dejo leer mi diario.

Este espíritu informal, independiente y personal son parte de la definición de lo que siempre fueron los blogs. Estaban las páginas webs: grandes, oficiales, estáticas y con un tono serio. Y más allá estaban los blogs, que te contaban lo mismo pero explicado tal y como te lo contaría tu primo.

Muchos años después, a eso empezaron a llamarlo lenguaje-cliente y todas las webs y plataformas (hasta la Policía Nacional) habían dejado de tratar de usted a quien recibía sus comunicaciones.

5. Porque siguen ganando en relación calidad-precio

Al final del debate, cuando todo el mundo ha usado ya sus argumentos más ingeniosos e intelectuales, llega el momento de hacer números. Los presupuestos nunca son infinitos y todos quieren saber dónde merece la pena invertir lo que tienen.

La realidad es que, de entre todas las acciones digitales posibles, el blog sigue teniendo una relación calidad-precio difícil de batir. Una vez publicado, el post trae frutos (tráfico web, notoriedad, leads) durante años y sin necesidad de poner un solo euro de más.

Tu público te va a encontrar porque el robot de Google te va a encontrar. Y el de Alexa, y el del próximo sistema de inteligencia artificial que venga. Tu mensaje va a estar ahí, disponible, sin que te cueste esfuerzo conservarlo visible. Cada vez que necesites un contenido con el que inspirarte para tu próxima campaña, tendrás un amplio fondo de armario que consultar. Y cada vez que tu público necesite recordar cuáles son tus valores, de dónde vienes y quién eres, podrás indicarles la dirección del hogar familiar.

Pero, ¿cómo hacer un blog?

Lo que empezó siendo el cuaderno de bitácora de algunos aficionados a lo digital, se ha convertido en todo un arte que consume tiempo y recursos.

Si quieres competir y conseguir ser diferente, destacarte por encima del resto y que se te encuentre fácilmente, necesitas ponerte en manos de profesionales.

De entre todas las agencias de Marketing Digital, te recomendamos confiar en aquellas especializadas en Marketing de Contenidos y blogging. Sabrán cómo orientarte para construir algo a tu medida. Consulta el siguiente contenido si quieres saber más sobre lo que te ofrece una agencia de contenidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

L'uso di cookies

Questo sito utilizza cookies per voi di avere la migliore esperienza utente. Se si continua a navigare si sta dando il suo consenso all'accettazione dei cookie e l'accettazione della nostra politica dei cookie di cui sopra, fare clic sul link per maggiori informazioni.

ACEPTAR
Aviso de cookies