El “Condhotel” llega a Italia



Gracias a la publicación del Decreto Legislativo 133/2014 ( “Desbloquea Italia”) y del decreto del Presidente del Consejo de Ministros del 22 de enero de 2018 (“DPCM”) el Condhotel llega por fin a Italia.

 

Se trata de un fenómeno inmobiliario consolidado en Estados Unidos y, en general, en países de matriz anglosajona y consiste en la atribución al adquiriente de la plena propiedad de unidades inmobiliarias ubicadas en una estructura hotelera (generalmente “de lujo”) para su uso personal / residencial con la peculiaridad que, cuando éste no hace uso de ellas, se ofrecen a la clientela del hotel generando así beneficios.

 

El Condhotel puede nacer tanto de la transformación en apartamentos de una porción del hotel ya existente, como de la agregación a un hotel de un cierto número de apartamentos cercanos.

 

El objetivo es el de fraccionar un único inmueble destinado a hotel (de uso turístico-hotelero) en unidades inmobiliarias individuales (las habitaciones del hotel) a condición de que el adquiriente confiera mandato al vendedor o al gestor del hotel para que las alquile a terceros como habitaciones de hotel y para estancias breves, a cambio de una contraprestación en favor del adquiriente – propietario, generalmente un porcentaje del precio de adquisición calculado en función de la duración de la estancia.

 

Ventajas

Para el propietario del hotel: obtención de un beneficio inmediato derivado del precio de venta de la unidad inmobiliaria, que puede destinar a saldar, la inversión efectuada o a reestructurar el hotel. Para el adquiriente: convertirse en propietario de pequeños inmuebles, disfrutar de ellos en algunos periodos del año y percibir beneficios preestablecidos en aquellos periodos en lo que no los utiliza. Para los usuarios: disfrutar de hoteles reestructurados y modernos pues cuanto más alto es el confort del hotel y el número de turistas, mayores son los beneficios que obtienen todos los actores de la operación.

 

Gracias a la publicación del DPCM se ha disciplinado de forma orgánica la materia relativa al Condhotel, especificando los criterios y la modalidad para remover el vínculo de uso hotelero de aquellas unidades vendidas para uso residencial.

 

Condiciones de ejercicio:

 

  • presencia de, por lo menos, 7 habitaciones, sin considerar las unidades habitativas de uso residencial, aunque se encuentren ubicadas en más edificios, pero dentro de un único contexto y a una distancia no superior a 200 metros lineares del edificio hotelero que sirve de recepción;
  • porcentaje máximo de las unidades habitativas no superior al 40% de la superficie total neta destinada a habitaciones;
  • única portería para todo el Condhotel;
  • gestión unitaria de los servicios del Condhotel, ya sea de los ofrecidos a los huéspedes de la estructura hostelera que a los propietarios de las unidades habitativas, durante el tiempo previsto en el contrato de compraventa de las unidades habitativas (no inferior a 10 años desde el inicio de actividades del Condhotel);
  • posibles intervenciones de recualificación para obtener una clasificación mínima di 3 estrellas;

 

Obligaciones del gestor único:

 

Se debe obligar a ofrecer a los propietarios de las unidades todos los servicios previstos por la normativa vigente, los pactados de forma convencional y los concernientes al uso de las estructuras comunes.

 

Obligaciones del propietario de la unidad habitativa de uso residencial:

 

Debe respetar la modalidad de gestión del Condhotel y garantizar la homogeneidad estética del inmueble en caso de intervenciones edilicias en la unidad adquirida.

 

Remoción del vínculo de destino hotelero de las unidades de uso residencial:

 

El DPCM prevé dos soluciones para remover el vínculo de destino/uso hotelero en caso de intervenciones edilicias:

 

– En caso de variación urbanística, las Regiones podrán prever modalidades simplificadas para la aprobación de las variantes de los instrumentos urbanísticos;

–  cuando la variación urbanística no sea necesaria, los Ayuntamientos podrán conceder la desvinculación parcial de los edificios destinados al ejercicio hotelero a través del cambio de destino de uso a residencia civil, previo pago de los correspondientes costes de urbanización. Podrán conceder además el fraccionamiento y de alineación, incluso por unidades habitativas, a condición de que se mantenga la gestión unitaria y demás previsiones del DPCM.

 

Fuente: Matteo Molesti, abogado de Lawyalty – www.lawyalty.it

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
Patrocinadores

Patrocinadores

Colaboradores

Colaboradores

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

L'uso di cookies

Questo sito utilizza cookies per voi di avere la migliore esperienza utente. Se si continua a navigare si sta dando il suo consenso all'accettazione dei cookie e l'accettazione della nostra politica dei cookie di cui sopra, fare clic sul link per maggiori informazioni.

X